ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

Monday, April 25, 2016

"De la técnica a la política" (La Jornada, 25 de abril, 2016)


John M. Ackerman

La decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de dar por concluido el mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) abre una oportunidad de oro para retomar el camino de la movilización social y la organización política.

El Acuerdo Técnico entre la CIDH y el gobierno mexicano, que creó el GIEI, se firmó el 12 de noviembre de 2014, en medio de una de las más importantes irrupciones sociales en la historia reciente. La fuerza de millones de mexicanos en la calle protestando a escalas nacional e internacional en favor de los estudiantes de Ayotzinapa y contra el mal gobierno obligó a las autoridades a abrir las puertas a una vigilancia externa.

Sin embargo, desde el principio el gobierno hizo todo lo posible por recortar y minimizar el trabajo de los expertos. El Acuerdo Técnico no fue firmado por el Presidente de la República, o siquiera por algún integrante de su gabinete, sino por funcionarios menores: una subprocuradora de la PGR, un subsecretario de Gobernación y el representante de México ante la OEA. Asimismo, Enrique Peña Nieto confió en que los pagos que daría su gobierno para cubrir los gastos del grupo de expertos, con una primera entrega de un millón de dólares en enero de 2015 y otra por la misma cantidad en octubre del mismo año, asegurarían que los investigadores tuvieran un comportamiento estrictamente "institucional".

Esta estrategia de contención "suave" se combinó desde el primer momento con el recrudecimiento de las tácticas más represivas del régimen. Dos días antes de la firma del convenio con la CIDH, el lunes 10 de noviembre de 2014, el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, hizo pronunciamientos públicos inéditos que deslizaban la posibilidad de un autogolpe en respuesta a las descalificaciones sociales cada vez más fuertes en contra tanto del Presidente como del Ejército Mexicano...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Monday, April 18, 2016

"En pie de lucha" (Revista Proceso, 17 de abril, 2016)



John M. Ackerman

Juan Armando Hinojosa no solamente construye casas, sino que también las destruye. Gracias a la generosidad del compadre de Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera hoy puede pasear tranquilamente por su millonaria “Casa Blanca” probando vestidos y perfumes extravagantes y de mal gusto. Y debido a la ambición y la avaricia del mismo empresario con cientos de millones de dólares en paraísos fiscales, de acuerdo con los #PanamaPapers, el dirigente otomí Armando García Salazar ya no tiene dónde pasar la noche. 

El pasado lunes, 11 de abril la maquinaria pesada de la empresa Autovan, filial del Grupo Higa, avanzó en contra de los pobladores de Xochicuautla con el fin de limpiar el camino para la construcción de una nueva carretera de cuota en beneficio de las cuentas bancarias de Hinojosa. Los empleados de la constructora actuaban en violación de una suspensión judicial que tiene detenida las obras en defensa de los derechos de los pobladores de la zona. Pero la ley importa poco cuando se cuenta con el respaldo de la fuerza despótica del Estado neoliberal. 

Cientos de granaderos del Estado de México armados con la recién aprobada “Ley Atenco”, que legaliza la violación generalizada de los derechos humanos de manifestantes y activistas sociales, acompañaron a los trabajadores de la empresa de la construcción. La empresa primero aplastó el campamento de “la digna resistencia” del Frente de Pueblos en Defensa de los Recursos de la Madre Tierra, para después pasar a destruir la casa de García Salazar y de otros pobladores de la zona. Mientras, los policías repelieron con la fuerza a los habitantes que querían ingresar a su propiedad. 

Llama la atención la inversión total de la historia en comparación con el caso del desafuero de Andrés Manuel López Obrador en 2005. En aquella ocasión, también se buscaba construir una carretera, pero tanto las circunstancias como las consecuencias fueron radicalmente diferentes. Hace una década el predio era propiedad de un empresario poderoso, el camino tenía el objetivo de facilitar el acceso a un hospital y el Jefe de Gobierno no violó amparo alguno porque había suspendido por completo la obra. Aun así, se utilizó toda la fuerza del Estado y de los medios de comunicación para descalificar, desaforar y enjuiciar al popular político tabasqueño con el fin de desencarrilar su eventual candidatura presidencial... 

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUI

Tuesday, April 12, 2016

"Alemania y Dinamarca deberían apoyar al pueblo mexicano, no a su presidente corrupto y represor" (ANALISIS EN ALEMAN Y DANÉS, 10-12 abril, 2016)

"Deutschland sollte Mexikos Präsidenten zur Rechenschaft ziehen"

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ




"Mexicos præsident har brug for en ’varm’ velkomst"

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Monday, April 11, 2016

"Institucionalidad colapsada" (La Jornada, 11 de abril, 2016)

John M. Ackerman

El colapso de la institucionalidad democrática en México es tan completo que ya nadie espera acción alguna de las autoridades gubernamentales en favor de la justicia o la honestidad. Todos sabemos que quedarán perfectamente impunes las recientes revelaciones periodísticas sobre delitos electorales cometidos por el hacker colombiano Andrés Sepúlveda, las triangulaciones financieras del compadre de Enrique Peña Nieto, Juan Armando Hinojosa, y las millonarias contribuciones de la empresa del operador financiero del cártel de Juárez, Rodolfo Dávila, a la campaña presidencial de Peña Nieto.

Y los recientes ataques en contra tanto de los normalistas de Ayotzinapa como de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos confirman que este emblemático caso jamás se resolverá, mientras los mismos responsables por el crimen del 26 de septiembre de 2014 siguen despachando desde Los Pinos.

México no solamente es un paraíso fiscal en que nadie paga lo que le corresponde, sino que también se ha convertido en un paraíso de la impunidad en que cualquier cosa se vale con tal de mantenerse en el poder y enriquecerse a expensas del erario y los recursos nacionales. Ningún fraude es demasiado grande, ningún cinismo demasiado descarado, y ninguna agresión demasiado violenta para llamar la atención de la autoridad y obligar a las instituciones del Estado a tomar acción para defender los intereses públicos. Ya no existe límite alguno al ejercicio del poder.

La principal función de las instituciones públicas en el México contemporáneo no es la rendición de cuentas, sino el control social. Los organismos del Estado solamente se activan cuando se trata de reprimir, censurar o emitir castigos ejemplares contra quienes se atreven a resistir los embates del poder...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Sunday, April 3, 2016

"México sitiado" (Revista Proceso, 3 de abril, 2016)

John M. Ackerman

Uno de los aspectos más notorios de los regímenes autoritarios es la utilización facciosa de la ley para reprimir, censurar y controlar a la población. 

El contenido de dos nuevas leyes impulsadas por Enrique Peña Nieto y los partidos del Pacto por México confirma que el actual ocupante de Los Pinos busca consolidar de manera definitiva la política represiva que ensayó en Atenco el 4 de mayo de 2006, cuando fungía como gobernador del Estado de México, y que ha repetido una y otra vez desde su toma de protesta como presidente de la República el 1 de diciembre de 2012.

Peña Nieto se da cuenta del aumento de la ira social frente a sus fallidas “reformas estructurales”, la crisis económica, la profundización de la corrupción y la expansión de la violencia por todo el país. El presidente mexicano también está sujeto a cada vez más presión de organismos internacionales para frenar tanto la ola expansiva de violaciones a los derechos humanos como los ataques constantes contra periodistas, activistas sociales y políticos.

Pero en lugar de cambiar el rumbo y resolver el problema de raíz atacando la impunidad criminal enquistada en las instituciones gubernamentales, Peña Nieto ha decidido promover nuevas leyes que legalizarían la crisis generalizada de derechos humanos. Así como las contrarreformas “estructurales” institucionalizaron la corrupción y el saqueo, las nuevas contrarreformas represivas buscan formalizar la imposición de un estado de sitio generalizado en el país.

En la Cámara de Diputados avanza un dictamen para la Ley Reglamentaria al Artículo 29 Constitucional que daría manga ancha al presidente de la República y al Congreso de la Unión para suspender nuestras garantías constitucionales frente a casi cualquier “perturbación a la paz pública” con el fin de establecer la “normalidad” de impunidad generalizada en el país. De acuerdo con el texto de la iniciativa, ya aprobada por el Senado de la República, se define el concepto “perturbación grave” como un “fenómeno social violento que ponga en peligro la estabilidad o seguridad del Estado o su estructura social, política o económica”...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Tuesday, March 29, 2016

"Emancipación capitalina" (La Jornada, 28 de marzo, 2016)

John M. Ackerman

Los habitantes de la Ciudad de México no tenemos para qué seguir aguantando el mal gobierno de Miguel Ángel Mancera. El próximo 5 de junio tendremos una oportunidad de oro para mandar el actual jefe de Gobierno a su casa y simultáneamente transformar radicalmente tanto la forma como el fondo en que se ejerce el poder en la capital del país. Pocas veces en la historia se presentan coyunturas tan propicias para la transformación política e institucional. No la dejemos escapar.

En la próxima elección de diputados a la asamblea constituyente de la Ciudad de México se pone en juego el futuro no solamente de la ciudad sino de la política nacional en su conjunto. ¿Los mexicanos estamos conformes con la destrucción del país encabezada por el PRIANRD o todavía nos queda algo de dignidad republicana y esperanza democrática? ¿Los capitalinos nos damos por vencidos frente a la represión, la arbitrariedad, la privatización, la corrupción, el entreguismo y la destrucción ambiental promovidas por Mancera o estamos dispuestos a levantar la voz para defender nuestro derecho a una vida digna?

Mancera y Enrique Peña Nieto han diseñado la asamblea constituyente para anular su contenido democrático y para garantizar el control absoluto de los políticos de siempre sobre la redacción de la nueva carta magna. Como ya se sabe, los partidos del Pacto por México nombrarán directamente a 40 de los 100 representantes. Asimismo, debido a la intervención facciosa del Instituto Nacional Electoral, el financiamiento electoral que recibirán el Partido Revolucionario Institucional y sus aliados del Partido "Verde" y el Partido Nueva Alianza rebasará por mucho la mínima presencia electoral que estos institutos políticos tienen en la ciudad.

Pero aun en esas circunstancias adversas, con nuestra participación masiva este próximo 5 de junio los ciudadanos podemos poner un alto a la mafia del poder. Específicamente, un respaldo contundente al nuevo partido ciudadano, Morena, podría detener el saqueo neoliberal e iniciar la emancipación de todos los capitalinos del yugo de la corrupción estructural...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Tuesday, March 22, 2016

"Mafia balconeada" (Revista Proceso, 20 de marzo, 2016)

Imagen tomado de Youtube: Abimael Estrada
John M. Ackerman

Una de las máscaras más importantes que utiliza el régimen autoritario mexicano para esconder las redes de poder corrupto que en realidad mandan en el país es el mito de la "institucionalidad" democrática. Todos los días nuestros gobernantes insisten en que México es un país de "instituciones" y que lo único que hacen los servidores públicos es "aplicar la ley". El mismo partido en el poder, el Revolucionario Institucional (PRI), se ufana desde su mismo nombre de ser supuestamente "institucional".

Sin embargo, en la práctica el PRI, sus funcionarios y sus aliados de otros partidos se empeñan todos los días en subvertir el estado de derecho y poner las instituciones gubernamentales al servicio de los poderes fácticos e informales.

El video de Xóchitl Gálvez en el que balconea a los invitados de la fiesta de cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos (véase: https://www.youtube.com/watch?v=JjQw84cZfE8) hace un gran servicio a la sociedad al transparentar las redes de complicidad y contubernio que determinan hoy el destino de la nación. Felipe Calderón, Carlos y Raúl Salinas, Luis Carlos Ugalde, Carlos Slim, Porfirio Muñoz Ledo, José Narro, Jorge Castañeda, Carlos Navarrete, Norberto Rivera, Carlos Marín, Roberto Gil y Ciro Gómez Leyva, todos pertenecen al mismo círculo social y político. Los oligarcas, el PRI, el PAN, el PRD, el IFE, los intelectuales "independientes", los altos funcionarios universitarios, los periodistas mercenarios y la jerarquía de la Iglesia católica, todos se codean en la misma mesa de la corrupción estructural.

El Periscope de la delegada en la Miguel Hidalgo solamente capta a algunos de los presentes en un momento en que el jolgorio ya se encontraba a punto de terminar. ¿Quién más habrá asistido a la fiesta? ¿Quiénes lograron escaparse por un túnel, por la puerta de atrás o en el baño, una vez que se haya levantado la alarma generalizada de que Gálvez había empezado a transmitir en vivo el encuentro?

¿Acaso habrá acudido el actual titular del INE, Lorenzo Córdova, a tomar una copa con Salinas, Calderón y El Jefe Diego? ¿Emilio Azcárraga y Manlio Fabio Beltrones comían juntos bistecs en la mesa de honor? ¿El mismo ‘Chapo’ Guzmán pasó a saludar muy atentamente a los presentes? ¿Enrique Peña Nieto tuvo la atención de dar el abrazo de rigor al responsable de la destrucción de las boletas electorales de 1988?...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

Thursday, March 17, 2016

Claudia Sheinbaum escribe sobre "El mito de la transición democrática" (Revista Memoria, Marzo, 2016)

Claudia Sheinbaum Pardo

El libro de John Ackerman El mito de la transición democrática revela un sentimiento de dolor y pesadumbre de este momento histórico del país que nos ha tocado vivir. Lilian Hellman diría “tiempo de canallas”. Pero hoy, la canallada toca límites imperdonables (si este régimen tiene límites y si alguna vez los canallas tendrían perdón). El límite ominoso del cinismo y la frivolidad frente a la pobreza, la desigualdad y la violencia.

John nos lleva de la mano en la vivencia de estos últimos conmocionados y convulsionados tres años de la historia reciente de México. “El retorno del dinosaurio”, título del primer capítulo, se refiere a 2012, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con Peña Nieto, retomó el poder. Aunque, como apología a Monterroso, creo que el dinosaurio nunca se fue y de retorno no tiene nada, pues la supuesta transición electoral de 2000 sólo mostró que el PRI y el Partido Acción Nacional, y hoy el Partido de la Revolución Democrática, como señala al final del capítulo Ackerman, son caras de la misma moneda. O dicho de otra manera, son la cabeza, el tronco y la cola del mismo dinosaurio; un régimen en descomposición. Cuando leí este apartado me generó una sensación de asombro, de ¿cuánto han sido capaces en estos tres años? Increíblemente, parecen lejanas la provocación y represión del 1 de diciembre de 2012, en medio de la creciente y abominable violencia del Estado.
El segundo capítulo, sobre el “fraude institucionalizado”, nos recuerda las trampas y la compra del voto. Parece el nuevo episodio de la tragicomedia mexicana de José Agustín. Las instituciones electorales han fallado totalmente en cumplir su mandato constitucional; como dice John, vivimos hoy en México en una situación de fraude electoral institucionalizado.

Siguiendo esta lectura por capítulos, John nos presenta en el tercero sus reflexiones sobre la “soberanía sacrificada”, que tiene su pico en el robo del siglo, el despojo de la nación, la sumisión ante el imperio: la venta del petróleo y la traición a la patria. La oligarquía apátrida mexicana, dice John, que —parafraseando a Andrés Manuel López Obrador— no tiene llenadera...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN REVISTA MEMORIA

Monday, March 14, 2016

"La colonización de México" (La Jornada, 14 de marzo, 2016)

John M. Ackerman

Este viernes, 18 de marzo, recordaremos el 78 aniversario de la expropiación petrolera del presidente Lázaro Cárdenas del Río, en un contexto de traición absoluta a los principios de soberanía nacional, democracia popular y bienestar social enarbolados por este gran general revolucionario. Antes, la enorme fuerza del Estado mexicano se utilizaba para defender los intereses y el bienestar del pueblo mexicano. Hoy, este mismo Estado se ha puesto al servicio de los intereses internacionales más mezquinos y trabaja para desmantelar el país, así como aniquilar la resistencia popular.

El pasado 22 de febrero, Enrique Peña Nieto acudió a Houston, Texas, para participar en el congreso anual de IHS Energy Ceraweek. En su desesperado esfuerzo por rematar nuestro oro negro, el mandatario mexicano se rebajó al nivel de los burócratas de segunda y ejecutivos petroleros internacionales, quienes ahí se reúnen cada año. Fue el único jefe de Estado en acudir al evento (aquí listado de participantes: http://ceraweek.com/2016/speakers/). De manera indignante, Peña Nieto también aprovechó el viaje para reunirse con el gobernador de Texas, Greg Abbot, y así reducir el Estado mexicano al nivel de una entidad federativa más de Estados Unidos.

Fue muy simbólico que Peña Nieto haya decidido anunciar desde Texas, y no desde el territorio nacional, la aceleración de la privatización y el desmantelamiento del sector energético nacional. Dentro del marco del congreso petrolero, señaló que a partir de junio México ya contará con gasolineras extranjeras. Asimismo, indicó que durante 2016 se licitarán tanto los yacimientos petroleros en aguas profundas del Golfo de México como "la primera gran línea de transmisión de energía con participación privada".

La empresa petrolera Gulf ya ha informado que durante 2016 abrirá 100 estaciones de servicio, en Monterrey y la Ciudad de México, y que su objetivo es abrir más de 2 mil durante los próximos tres años, con el fin de controlar 25 por ciento del mercado nacional. Pero los ejecutivos han aclarado que "no buscamos abrir nuevas gasolineras, sino queremos que actuales franquiciatarios de Pemex cambien su modelo a Gulf". Simultáneamente, Pemex ha anunciado que reducirá significativamente sus inversiones propias y que continuará con el proceso de despidos masivos de personal, con ya 15 mil durante 2015 y 10 mil programados para 2016...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA